PRODECON Obtiene que el SAT condone un crédito fiscal por concepto de IVA a una empresa dedicada a la construcción.

Prodecon aliado de los contribuyentes¡ Descarga al Final el boletín julio-agosto 2016.

prodecon

Derivado del ejercicio de facultades de comprobación, el SAT le determinó a una empresa dedicada a la construcción e instalación de elevadores para casa habitación, un crédito fiscal por concepto de IVA. Con motivo de la publicación en el Diario Oficial de la Federación el 22 de enero de 2015 del Decreto por el que se otorgan beneficios fiscales en materia de vivienda, la contribuyente solicitó la condonación de dicho crédito, sin obtener respuesta después de más de un año, por lo que a través del procedimiento de Queja se demostró que el beneficio de condonación contenido en dicho Decreto le era aplicable, lográndose la condonación total del crédito fiscal referido.

PRODECON gestiona con éxito a través del procedimiento de Queja, la cancelación de un crédito fiscal que ya había sido declarado nulo por un órgano jurisdiccional. Un contribuyente acudió a esta Procuraduría debido a que recibió una carta invitación del SAT, informándole que tenía un crédito fiscal a su cargo, el cual manifestó desconocer. Como resultado de las acciones de investigación y gestiones realizadas por este Ombudsman, a través del procedimiento de Queja, se conoció que dicho adeudo derivaba de una multa administrativa que le había sido impuesta por la PROFECO, la cual en su momento impugnó y obtuvo sentencia que declaró su nulidad. Tomando en cuenta lo anterior, PRODECON intervino para que la autoridad fiscal cancelara en definitiva de sus sistemas institucionales el referido crédito y tuviera por aclarada la carta invitación.

PRODECON, logra que el SAT emita línea de captura para que un contribuyente pague el ISR causado por la compra de un inmueble y lo pueda escriturar. Un contribuyente que en 1969 adquirió un bien inmueble mediante una cesión de derechos, presentó una Queja ante esta Procuraduría por la imposibilidad de obtener la escritura pública que lo acreditara como legítimo propietario, debido a que el Notario Público le exigía que comprobara el pago del ISR por dicha operación, no obstante que él no era el obligado a realizar el cálculo y entero de esa contribución. Con base en las documentales aportadas, se apoyó al contribuyente para calcular el ISR causado por la operación y presentarlo mediante escrito libre ante el SAT. Así, una vez revisado dicho cálculo por parte del órgano desconcentrado, se emitió la línea de captura respecto del monto auto-determinado, mismo que pagó el contribuyente, permitiéndole así iniciar los trámites de escrituración correspondientes.

PRODECON suscribe Acuerdo Conclusivo en el cual la contribuyente aclara que la cantidad observada por la Autoridad Revisora como ingreso omitido corresponde a un préstamo inter-compañía de su casa matriz en Estados Unidos de Norte América, derivado de la información proporcionada por el fisco norteamericano (Internal Revenue Service). Durante el procedimiento de auditoría, la Autoridad Revisora detectó que la contribuyente auditada omitió acumular diversos importes que no se encontraban registrados en contabilidad. Así, en su solicitud de Acuerdo Conclusivo, la contribuyente manifestó que la cantidad observada correspondía a un préstamo que le fue otorgado por una empresa norteamericana del mismo grupo, anexando el contrato de mutuo sustento de la operación. No obstante, al formular su contestación, la Autoridad Revisora insistió en que el importe observado debía de ser acumulado, en virtud de que la cantidad señalada en el contrato de mutuo, en relación con el depósito bancario, no coincidían, por lo que no se tenía certeza que efectivamente dicho depósito correspondía al préstamo señalado por el contribuyente. PRODECON convocó a las partes a una mesa de trabajo, en la cual la contribuyente explicó que la diferencia entre los referidos importes se debía a la comisión que cobró el banco norteamericano por la operación en comento, coincidiendo ambas partes en que la Autoridad Revisora solicitará información al fisco norteamericano para corroborar lo anterior. Así, una vez que el fisco mexicano contó con el resultado de la compulsa realizada a su homólogo estadounidense, se concluyó que efectivamente el importe observado correspondía a un préstamo, dado que la variación de las cantidades señala por la autoridad fiscal se debía efectivamente a la comisión cobrada por la institución bancaria norteamericana, suscribiéndose en esos términos el Acuerdo Conclusivo

Quieres seguir leyendo descarga el boletín julio-agosto 2016.

SOUND-ACTION 54
SOUND-ACTION 54